martes, 11 de septiembre de 2007

Vacas - Las encubiertas asesinas de la Tierra


No contaría nada nuevo si digo que nos estamos cargando el planeta con nuestras fábricas, nuestros coches, nuestra contaminación...¿Pero si digo que no somos los máximos culpables sino las vacas? No es broma, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) el sector de la ganadería es uno de los principales culpables del cambio climático, y es que los rumiantes emiten bastante CH4 mediante sus secreciones , gases y residuos orgánicos.

En los últimos años se ha estudiado mucho el aumento de CO2 al que culpan del cambio climático, efecto invernadero y destrucción de la atmósfera, pero dejaron apartado al metano. Este gas que, contamina 21 veces más que el C02, es el que más a aumentado en los últimos años. Para que os hagáis una idea, una vaca lechera contamina unas cuatro veces más que un coche. Se calcula que hay 1.300 millones de vacas, contando que cada una produce 150 kg de CH4 / año, y si no hice mal las cuentas, los rumiantes producen 195 toneladas de CH4 al año.

¿Que van a hacer ahora los ecologístas? ¿Van a exterminarlas? Que se lo digan a los de la India, ya veras que gracia les hace. Aunque si hablamos de CO2 nosotros también producimos mucho al respirar, así que si queremos ser ecologistas podríamos probar a respirar menos.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Yo me sacrificare y me comere los terneros :)

Raquel dijo...

CH4, habiualmente conocido como metano y popularmente conocido como pedo... jeje

jcmanso dijo...

jajaja, yo tb me sacrificare, aunque sea por nuestro planeta!!

Que guarra eres Rakel!! jajajajaja

Adri dijo...

una aclaración, aunq puede q me equivoque...el problema del CO2, asi como del metano, es el exceso del mismo. El ecosistema terrestre esta preparado para absorber el CO2 de animales y hmanos, asi como el metano...el problema viene cuando se rompe ese equilibrio, como con los coches, fábricas y demas fuentes contaminantes. asi que una vez mas, el problema es el coche y el ser humano...

¿Que te ha parecido?